La primera causa de muerte en niños de 1 a 4 años es por ahogo, además del 80% de la población que dice saber nadar, solamente un 56% está realmente entrenado y preparado para auto salvarse en el agua. Por lo general observo a la mayoría de los niños en cualquier cuerpo de agua con sus salvavidas, alitas o full-body salvavidas, pero jamás verás a mis hijas con este tipo de herramienta que salva la vida, aunque si salvan la vida en muchos casos incapacita al niño; creo que debemos primero que nada enseñarles a nadar de verdad.

   90% de las muertes de estos niños sucede cuando salen o se encuentran con cuerpos de agua sin la supervisión de los adultos. Usualmente ni siquiera es el tiempo de interacción y juego en el agua, 80% de la muertes por ahogo son varones. Una vez sumergido a los 2 minutos están ahogados, a los 4 minutos comienza a faltar oxígeno al cerebro y entre los 6-10 minutos están muertos, el acto de ahogo es usualmente silencioso y rápido, en realidad la mayoría de las veces los adultos se percatan del ahogo una vez que es demasiado tarde, tenemos diferentes cuerpos de agua peligrosos: el mar, piscinas, lagos y hasta envases con agua pueden ser causantes de un ahogo.

   Después de todo los factores que más alteran el resultado de estos accidentes sería obviamente la presencia de un adulto, el acceso al agua, falta de conocimiento sobre cómo nadar y no saber cómo nadar. Así que la única manera y la más efectiva de evitar este tipo de accidentes es de verdad enseñarle a nadar a sus niños, los salvavidas deben ser usados solamente para un bebe aun aprendiendo, en momentos donde la distancia podría ser larga o con corrientes internas. Eso quiere decir que en una piscina tamaño normal un niño debe nadar sin salvavidas, recordemos que ellos nadan desde el vientre; en realidad nadan por 9 meses antes de nacer. Sin embargo, muchos padres no los creen aptos para nadar,  lo más probable es que sea porque ellos mismos como adultos no saben nadar con confianza.

   De hecho los únicos niños que realmente he visto nadar con confianza es porque a sus padres les gusta nadar, lo pueden hacer con confianza en cualquier cuerpo de agua. Mis hijas una de 10 años y otra de 5 nadan desde las 6 semanas, con confianza y seguridad desde el año y medio – dos años. Hoy en día nadan en mar abierto conmigo, nada más cómodo y divertido que poder nadar con tus hijos sin esos salvavidas tan incómodos.

 

“La Felicidad está en el Cambio”

Erika Ortiz

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s