En primer lugar quisiera preguntarles si habitualmente saludan a la gente tocándole la barriga. De hecho se que normalmente no le manoseamos la panza a nadie, y a quien se la acariciamos es definitivamente una persona sumamente especial. Por ejemplo, si salimos de la puerta de la casa y le sobamos el abdomen a todas las personas que saludemos probablemente estaríamos metidos en graves problemas.

  De hecho uno de los pocos momentos en los que pretendemos que este comportamiento es normal, es durante el embarazo. Personalmente he estado embarazada dos veces, ninguna de estas veces me gustó que me tocaran el vientre. Sinceramente lo detestaba a un alto nivel, sentía que personas intrusas, extrañas y no muy cerca se tomaron el atrevimiento de “meter mano” o invadir mi espacio personal.

  En realidad mi única y exclusiva razón para no querer que me tocaran la panza era porque de corazón no me gustaba. De hecho inventé varias técnicas que podía usar para evitar que la gente me tocara la barriga, de igual manera me vi obligada en varias oportunidades a solicitar que no me tocaran y en algunos momentos hasta insistir para que pararan de tocar mi abdomen.

   En realidad el bebé no te va sentir! Está dentro de la mamá, en pocas oportunidades podrás sentirlo moverse, aún más si asustas a la madre. También si me conoces y nunca te he dejado tocarme el abdomen, el hecho de que esté embarazada no debe cambiar las cosas. Por suerte logré salvarme de millones de seres humanos tratando de acosarme constantemente.

  Hoy en día Pennsylvania tiene una ley que impide que alguien pueda tocar el vientre de una mujer embarazada sin su consentimiento. Literalmente le puedes decir !No me toque está irrumpiendo la ley!, esta ley se encuentra debajo de la ley de acoso personal de este estado.

  A fin de cuentas mi principal razón era que no me gustaba, por otro lado actualmente soy sumamente creyente en las energías. Considero que todos tenemos una energía, la cual llevamos a todos lados. Afecta todo nuestro entorno, incluyendo a las personas con las que interactuamos, y la verdad es que no todo aquel que sonríe es feliz. El contacto físico nos pone en contacto directo con la otra persona, y durante el embarazo eres más sensible y mientras la persona soba tu barriga no sabes de verdad que deseos internos tiene. Aunque puede ser que no pase nada, igual si puede pasar.  De que vuelan vuelan!

 

“La Felicidad está en el Cambio”

Erika Ortiz

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s